domingo, 17 de marzo de 2019

EL DÍA EN EL COLE DE TOÑI


                       CAPÍTULO XIII


   Carely ya empezaba a estar un poco ansiosa, quedaban pocos niños y niñas por hacer “su día en el cole” y a ella aún no le había tocado aunque ya tenía la fecha señalada y lo estaba preparando con mucha ilusión con su familia.

   En la clase de Carely cada poco más o menos una semana desde hace algún tiempo se realizaba “MI DÍA EN EL COLE” que no era otra cosa que ser el o la protagonista especial de ese día y durante la primera sesión de la mañana podía acudir los que quisieran de su familia, proyectar fotos, narrar anécdotas, cantar canciones y, en definitiva, ayudarnos a todos y todas a conocernos mejor y valorar las diferencias aprendiendo a respetarnos y querernos.

   A Mirta, su profe, le gustaba mucho esta actividad porque los niños y niñas la disfrutaban muchísimo, pero las familias todavía más. Para muchos papás y mamás poder compartir estos momentos en el aula y que los amigos y amigas les hagan preguntas, se rían con anécdotas, comenten recuerdos al escuchar historias que se parecen a las de ellos mismos les emociona y les hace sentir realmente bien.

   Hoy le toca el turno a Toñi. Carely quiere mucho a Toñi, esta es una niña muy cariñosa aunque un poco tímida en algunas ocasiones que tiene un pelo precioso que a Carely le fascina porque lo lleva larguísimo y su mamá a ella le dice que no lo puede llevar tan largo porque se enreda mucho.
   También Carely sabe que Mirta todos los días pone con disimulo en la cesta de los desayunos una bolsita que es para Toñi y hasta un día que Toñi no vino al cole porque estaba malita preguntó de repente en la asamblea. “¿Y hoy quién se va a comer su desayuno?”. Se dio cuenta de que Mirta la miró entre sorprendida y divertida y le contestó con naturalidad: “Pues para  alguien a quién se le haya olvidado.”

   Carely entendió ese día, cuando comprobó que la bolsita se quedaba en el cesto que a Toñi “siempre” se le olvidaba el desayuno y que por eso siempre era para ella…

   Mirta lleva muchos días hablando con la mamá de Toñi porque esta no quería venir al día en el cole de Toñi. Le dice cosas como: “Señorita ¿Qué voy a hacer yo en el cole? Yo no sé nada, no sé qué decirles a los chicos y me da mucha vergüenza… Mi marido me dice que esto es una tontería y no quiero que se rían de mi Toñi.”

   Pero, Mirta al final la convenció, la aseguró que ella estaría al lado, que la ayudaría, que los niños sólo le harían preguntas de cuando Toñi era pequeña y que en seguida terminaría y sobretodo la aseguró lo feliz que haría a Toñi que ella fuera y eso fue lo que hizo a la mamá de Toñi decidirse a ir.
   Llegó nerviosa, pero mientras todos se quitaban los abrigos ya la estaban saludando y presentándose y eso la empezó a dar confianza. Una niña le dijo que llevaba un moño muy bonito y que su mamá a veces se hacía uno pero no así y otro niño le dijo que Toñi era de su equipo…

   Empezó a hablar, en lugar de narrar, Mirta iba apuntando: “¿Quieres contarnos algo de cuando…? ¿Qué hacía Toñi si…? ¿A qué le gusta más jugar…?”

   Todo parece que iba bien, y ella iba contando cosas hasta que a una pregunta contestó que Toñi siempre se dormía con la misma canción. Mirta le preguntó que cuál era y dijo que no nos la sabíamos, que ella la cantaba con el nombre de sus hijos y que a los niños no les gustaría…
“¿Nos la quieres cantar?” animó Mirta y ella en seguida dijo: “No, no, señorita es una tontería.”

   Pero, hay que recordar que estamos con niños y niñas de cuatro años y todos empezaron a jalear: “¡Qué cante, qué cante!”

   La mamá se giró hacia Mirta y preguntó insegura: “¿La canto?” a lo que la profe le respondió con una sonrisa y un gesto afirmativo con la cabeza.

 
 Entonces sucedió el momento mágico, comenzó a cantar flamenco acompañándose de las palmas, un canto sentido y suave, con una voz impecable, un “quejío” que cautivó todas las almas del aula, que escuchaban en un estremecedor silencio…

   Al terminar no hubo aplauso, sólo un niño hablo y dijo: “¿Nos lo cantas otra vez?” a lo que se unieron los demás: “¡Otra vez, otra vez, otra vez!”

   Toñi se levanto de repente y se puso al lado de su madre y esta dijo con la voz entrecortada y muy emocionada: “¿Se os a gustao de veras? Pos claro que sus lo canto"

Y quitándose una lagrimilla que le resbalaba por la mejilla volvió a cantar.

   Después se marcho, no sin antes decirle a Mirta que había sido muy, muy bonito y que estaba muy contenta de haber ido.

   Durante ese día y muchos días más niños y niñas tarareaban con el tonillo de la mamá de Toñi la canción por el patio, por el aula… y le decían a Toñi que a ver cuando regresaba su madre a cantar otra vez a lo que Toñi respondía con una enorme y franca sonrisa que denotaba como su autoestima se había reforzado notablemente desde había vivido  SU DÍA EN EL COLE.

El desconocimiento del 
CONTEXTO ESCOLAR
 por parte de las familias 
en riesgo de EXCLUSIÓN social 
hace que se sientan ajenas
 al proceso de enseñanza aprendizaje 
de sus hijos e hijas, 
el papel de ACERCAMIENTO 
de la educadora es esencial 
para mejorar este aspecto. 

   Trabajar desde la idea de que la familia adquirirá confianza en el centro educativo como un lugar donde sus hijos e hijas son felices , donde se les respeta y no donde se les cuestiona o se les infravalora es una estrategia magnífica y nos proporciona un nuevo enfoque en el que empoderar al alumnado a través del empoderamiento de sus familias.

   No es fácil y no se consigue con una acción, pero sí con muchas y sin perder la confianza el llegar al objetivo marcado.

   La consideración por parte de las familias de que tienen poco que aportar al proceso educativo de sus hijos e hijas hace que les cueste implicarse activamente en los aprendizajes. Pero podemos conseguir que vean el centro como una oportunidad de progreso para ellos y se carguen de ganas de conseguirlo.

En este relato no he variado el nombre porque quería que fuera totalmente para ellas: para Toñi y su mamá y ese día que marcó la diferencia.

lunes, 11 de marzo de 2019

CUENTOS POR LA IGUALDAD


     Los niños y niñas mayores del cole nos han contado cuentos para reflexionar sobre la importancia de educar en la igualdad, es decir, en el feminismo, que realmente quieren decir lo mismo.

   Este tipo de actividades son muy especiales porque en los más mayores crea la certeza de que están haciendo algo importante al trasladarles a los pequeños estos pensamientos y a la vez les refuerza en su  aprendizaje. 

   A nosotros y nosotras nos encanta que los mayores del cole vengan a vernos y a compartir con nosotros momentos, de manera que al estar cargados de emoción el mensaje llega mucho mejor y más directo "al corazón".

   El primer cuento ha sido:

   Este cuento de Adela Turín es ya un clásico cuando se trata este tema.

   Los chicos y chicas de 4º lo han escenificado requetegenial y nos hemos divertido mucho con ellos.

   "Cuando Arturo y Clementina se conocieron se enamoraron de inmediato y decidieron casarse. Clementina tenía muchos sueños y gran parte de estos quiso entonces realizarlos junto a Arturo, en especial viajar y conocer el mundo…. Ahhh, soñaba con Venecia. Pero Arturo, quien en un principio solo le entregaba un disimulado "sí" en una sonrisa, una vez casados decidió que no era necesario que Clementina viajara a ningún lado, que con que se quedara en casa bastaba, que él saldría y la abastecería de todo lo que necesitara.
   Pero pasaron los días y algo no le cuadraba a Clementina en su nueva vida. Ella no quería quedarse en casa todo el día esperando a que llegara Arturo, ella quería estar con Arturo y compartir con él. Ahora, si eso no se podía, al menos pensaba en usar su día en algún pasatiempo que le enriqueciera la vida como pintar o tocar la flauta. Pero Arturo no creía que ella fuera capaz de esas cosas, la encontraba tonta, aburrida y muy despistada… pero la quería, por eso le traía todos los días un regalo distinto: un gramófono para que oyera música, un cuadro para que viera una pintura, un jarrón de Murano para que imaginara que viajaba por Venecia y todo esto lo iba atando con mucho cuidado al caparazón de Clementina.
   La pobre Clementina veía crecer una torre de los objetos más diversos y curiosos sobre su espalda, pero nada de esto la hacía feliz y el peso se le hacía cada día más insoportable. Hasta que llegó el día que decidió salirse del caparazón y caminar así, liviana y sin equipaje, recobrando de esta manera un poco de alegría y de su propia vida.
   Arturo no comprendía y miraba con sospecha el nuevo ánimo de su esposa. Muy pronto llegó el día en que Arturo volvió a su casa por la tarde y no encontró a Clementina por ningún lado. La tortuga se había ido… es probable que a viajar, tocar la flauta o pintar un cuadro. Hasta el día de hoy Arturo no comprende por qué su esposa se fue de su lado y ciertamente indignado comenta: "Era realmente ingrata, aquella Clementina; no le faltaba nada: veinticinco pisos tenía su casa, repleta de tesoros.
La violencia de géneros silenciosa
En el cuento de Clementina se da una de las formas de violencia más dañina entre las parejas, aquella que a través de la descalificación y desmedro del otro va disminuyendo y liquidando la autoestima del que es agredido. De esta forma, cada vez que Arturo encontraba ridícula a Clementina con sus preguntas, sueños y aspiraciones, esta se encontraba a su vez tonta y aburrida, cuidándose de mostrarse tal como realmente era frente al otro y coartando la expresión libre de su ser. ¿Qué pensarán los niños de esto? ¿Se habrán enfrentado a alguna situación similar con sus amigos?
Formando una identidad segura
Una lectura muy interesante que plantea el cuento de Arturo y Clementina es la formación de identidad, el conocerse y respetarse tal cual uno es, de manera de evitar adaptarnos a otro o a otra situación anulando la propia identidad y personalidad. Leer con los niños este cuento y mostrarles la infelicidad de Clementina al no hacer lo que quería, al verse obligada a callar por miedo a no decir lo apropiado, a llevar una vida que la vuelve infeliz, permite hacerlos reflexionar sobre la necesidad humana de conocerse y respetarse a uno mismo para luego poder, entonces, buscar a otro que nos complemente y que jamás nos anule."
Fuente: Alejandra Schmidt  Leer más en el blog ABOUTESPAÑOL





      El segundo cuento nos lo han contado otros niños y niñas también de 4º de primaria y si ARTURO Y CLEMENTINA es un clásico, este de la misma autora y la misma ilustradora Nella Bosnia no se queda atrás.


   Es la historia de una manada de elefantes y elefantas en la que unas y otros viven de manera separada y tienen actividades diferentes, incluso el color de ellas y ellos es distinto. 
   Los elefantes son grises, comen hierbas verdes, se duchan en el río, se revuelcan en el lodo y hacen la siesta debajo de los árboles. Las elefantas son rosas, no comen hierbas verdes, no se duchan en el río, no se revuelcan en el lodo y no hacen la siesta debajo de los árboles. 
   Las elefantas están encerradas en un jardín vallado, comiendo unas flores que no les gustan porque saben mal y llevan zapatitos, baberos, cuellos y lazos también de color rosa para volverse más rosas. Los elefantes no llevan nada para hacerse más grises, ni comen flores que saben mal.
    De entre todas las elefantas destaca una, Margarita, que es de color gris y por más que intenta comer las mismas flores que sus compañeras para volverse rosa, no lo consigue. Cuando ya se pierde la esperanza de que Margarita se vuelva rosa para que un elefante se quiera casar con ella, toma la decisión de salir del vallado, quitarse sus adornos rosa, y jugar a ser una elefanta libre igual que los elefantes que nunca han estado encerrados en el vallado. Su iniciativa sirve de modelo para que las otras elefantas hagan lo mismo. 



   Y el último cuento que nos han contado este año en nuestra clase ha venido de la mano de unas alumnas de 6º de primaria y ha sido una historia de la escritora Raquel Díaz Reguera.



 "¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?  Esa es también la pregunta que se hace Carlota, la protagonista de este cuento. 

   Cansada de que todo lo que la rodea sea de color rosa, de esas princesas tan absurdas que andan besando sapos para ver si encuentran a su príncipe azul y que siempre hacen cosas tan aburridas, Carlota se pregunta por qué las princesas no pueden surcar mares, salvar a príncipes y vivir mil aventuras. 

   Esa pregunta se la hace a sus padres, a los consejeros del reino y a todas las personas importantes que la rodean, pero todos tienen la misma respuesta. Pero, ¿por qué no pueden ser los príncipes los que vistan de rosa y las princesas las que maten dragones?, ¿por qué tiene que ser tan sumamente aburrido ser una princesa?..."

Fuente: leer más librosyliteratura.es







   Todos nuestros amigas y amigos mayores lo han hecho muy bien, hemos disfrutado mucho con ellos y estamos deseando que vuelvan pronto.




jueves, 7 de marzo de 2019

"CALENTANDO MOTORES"... PARA IRNOS METIENDO DE LLENO EN LA CIENCIA.

    En este poco tiempo que llevamos dedicados a nuestro proyecto de acercamiento a la ciencia , nos estamos centrando en conocer que es la ciencia, por qué es importante, qué es un laboratorio...

   También estamos comenzando a conocer a científicas y científicos que hicieron avances importantes con sus descubrimientos y a los que les debemos mucho.

   Poco a poco vamos preparando nuestro laboratorio del aula con su "mesa móvil" para cuando hay que explicar experimentos y aprendiendo los nombres de instrumentos que se utilizan en él.






   La primera científica que hemos conocido nos vino de la mano de Julia que investigó sobre ella, así aprendimos que no siempre el laboratorio es el lugar de trabajo de un científico o científica...




Para saber más:




Otro científico que hemos conocido era español:


   Y... ¡Madre mía! ¡Cómo nos ha interesado y lo que hemos aprendido!




 "De pequeño, Santi era muy travieso y parece ser que siempre andaba metido en líos. Dibujaba fenomenal pero no le gustaba nada estudiar y en el colegio siempre lo tenían castigado. Además era muy bueno con los deportes. Estaba todo el día entrenándose en el gimnasio y nadie se atrevía a meterse con él. Como no tenía mucho dinero, en vez de pagar al dueño del gimnasio en pesetas, le daba clases de anatomía.
Al principio Santi no lo tenía muy claro, pero acabó estudiando medicina. Le gustaba mucho hacer dibujos del cuerpo humano..."





 Por cierto, que ese fin de semana la profe estuvo en Burgos, en el museo de la evolución humana y nos envió estas fotos porque se acordó mucho de nosotros.



MUSEO DE LA EVOLUCIÓN HUMANA (BURGOS)



    Hay más niños y niñas que nos han traído sus investigaciones sobre personas de ciencia, poco a poco os lo iremos contando...

   También algunos han querido ya mostrarnos algunas experiencias para ir "calentando motores", comenzando por Esther y Jose que nos han traído al cole un microscopio súper chulo que lo que poníamos se veía en la pantalla del ordenador.

   Hemos comprobado que se veía enorme el ala de la mosca, el moho... y hasta la mismísima piel de Jose ¡Sus pelillos parecían clavos!







   Cristian nos ha contado lo que pasa cuando mezclas bicarbonato con vinagre.






   Leo nos ha contado una experiencia que ha hecho en casa y que ha repetido ante todos. Nos ha demostrado como pasa agua de un vaso a otro a través del papel.




   Al final de la mañana ya había pasado agua al vaso que no tenía nada. Al día siguiente ya había la misma cantidad de agua en un lado y en el otro y día tras día hemos comprobado que cuando los dos vasos ya tienen el mismo nivel el agua ya no se mueve.


   Julia nos ha contado su experiencia sobre los colores que adquiere el agua si le añadimos zumo de limón.





   Este proyecto nos está enganchando bastante a todos y todas.

¡VAMOS A APRENDER UN MONTÓN Y LO VAMOS A PASAR GENIAL!

viernes, 1 de marzo de 2019

CARNAVAL, CARNAVAL 2019


   Y aunque echamos de menos a Aria y a Alberto que no pudieron mejorar para poder pasarlo con nosotras y nosotros celebramos el CARNAVAL!!!!

   Que día tan divertido en el que podemos venir al cole vestidos de lo que queramos y jugar y pasar una jornada estupenda.

   El cuerpo de policía ha estado muy presente este año.







   Aunque también han estado presentes los que mantenían la ley y el orden en el lejano oeste.




   Sin olvidarnos de los guardianes de toda la galaxia.



   Los súperheroes no podían faltar y han estado representados por spiderman.




   Y la peli de Froezen la hemos tenido casi al completo aunque hemos cambiado al muñeco de nieve por un pingüino.



   Nuestras princesas están salidas de un bosque mágico... aunque Yasmín viajara desde allí a un lejano lugar.




   Y que miedo encontrarse a este payaso malvado en un lugar por la noche...



   La vampiresa se ha hecho amiga de la mariquita ¿Será para llevarla a su misterioso castillo?





¡FELIZ CARNAVAL!