miércoles, 31 de enero de 2018

EL CUENTO DE LA CUERDA (Lazos emocionales)

 
    El cuento de esta semana ha sido EL CUENTO DE LA CUERDA de Elena Mesonero, una historia sobre la importancia de los lazos emocionales. 

   El protagonista del cuento es un niño, Nicolás, al que su madre le enseña mediante el símil de una cuerda cómo en función de nuestras acciones nos alejamos o acercamos más a las personas que están a nuestro alrededor, con las que convivimos las que queremos y nos quieren.

   La cuerda es la metáfora que utiliza Elena Mesonero para identificar los lazos emocionales que nos unen a unas personas con otras.







   Con la narración de este cuento todos hemos comprendido con facilidad que nuestras  acciones pueden provocar el acercamiento o distanciamiento con los amigos y con las personas que tenemos cerca. En fin, que nuestras acciones son muy importantes para establecer lazos emocionales con los demás.

   En el cuento la mamá de Nicolás lo escenifica y se lo cuenta a él con respecto a ella pero en clase lo hemos hecho entre los amigos y hemos sido capaces de expresar que cosas nos alejan y que cosa nos unen. Que acciones nos agradan de los demás y que acciones no tanto...

   Al final del cuento la cuerda se queda tan corta que Nicolás y su mamá se funden en un abrazo, uniendo sus corazones 




    La bruja Tapita nos ha dejado la cuerda dorada para poder recordar la importancia de este lazo que une nuestros corazones siempre que lo necesitemos. Ayudándonos a manifestar nuestros sentimientos y emociones y a reconocerlos en los demás.





   

martes, 30 de enero de 2018

DÍA ESCOLAR DE LA PAZ 2018


   Hoy se ha celebrado en todos los centros educativos el día escolar de la Paz y la no violencia. En todos y cada uno, toda la comunidad educativa se esfuerza en que quede constancia de su celebración: canciones, murales, trabajos manuales.

   Y me pregunto ¿Nos hemos parado a pensar esta mañana en de qué manera llevar PAZ a nuestros alumnos y alumnas, a nuestros compañeros en esta jornada? No en que les vamos a "enseñar" sino en cómo nos vamos "a mostrar" ¿Qué quedará mañana en tantos y tantos lugares? ¿Unos murales, unas palomas, unas manos blancas...?

   En muchas ocasiones a lo largo del curso escolar hay momentos en los que niños y niñas no necesitan discursos, ni canciones; necesitan sólo que se les sonría desde el cariño , el respeto y la aceptación incondicional.

   Alguien dijo una vez que tu sonrisa en muchos momentos es únicamente lo que la persona que tienes en frente necesita. Y hay que añadir que al sonreír él que lo hace siente un bien aún mayor llenándose de paz y felicidad.

   Intento tener presente en mi día a día que las niñas y los niños recordarán más o menos cosas de las que vivan en el aula pero lo que SIEMPRE, SIEMPRE recordarán es como se sintieron, cómo les hice sentir.

   Con esto no quiero decir que no me guste celebrar el día de la PAZ. Me encanta prepararlo y me encanta vivirlo, lo único que pido es que no lo olvidemos los demás días porque es muy fácil: SONREIR, sonreír desde el corazón.


Foto: Hannan y Elisa. (Bojador Campamento de Refugiados saharauis Diciembre 17 )

 

sábado, 20 de enero de 2018

SIN QUE LE IMPORTE A NADIE

CAPÍTULO X

   Aquella tarde de primavera, Sandra, una compañera y amiga del cole de Carely había celebrado su cumpleaños. Había sido divertido, Sandra había invitado a Carely, a Marcos, a Julio, a Marta y a Julia a su casa, habían jugado toda la tarde en su habitación y también en el jardín donde Sandra tenía una bonita casa de madera.
    La merienda la había preparado el papá de Sandra: ¡Chocolate con churros! Carely se había tomado un montón, los churros es de las cosas que más le gustan y con chocolate calentito…¡Uuuhmmm!
   Al caer la tarde la mamá de Carely debía ir a buscarla y, aunque la casa de Sandra no estaba muy cerca decidió ir hasta allí dando un paseo ya que la temperatura aquel atardecer era especialmente agradable. 
   Al salir ya hacia su casa Carely dio las gracias por la bonita tarde que había pasado a Sandra y a su familia y con una pequeña marioneta de ganchillo en su dedo que le había regalado la abuelita de Sandra se marchó feliz. La abuela de Sandra había hecho con mucho esmero una marioneta para cada uno de los que fueron al cumpleaños, eran unos ositos monísimos,  pequeños pero con muchos detalles, no les pudo hacer más ilusión cuando se los regalaron como recuerdo del cumple.
   Ya en la calle Carery preguntó – “¿No has venido en coche, mamá?” – A lo que su madre dijo mientras la tomaba de la mano- “No, hace una tarde estupenda. Daremos un magnífico paseo hasta casa mientras me cuentas qué tal lo has pasado.” –
   A Carely de pronto el contacto de su pequeña mano con el calor de la de su madre se le antojó un momento mágico en el que las dos podían charlar y la tendría durante un ratito sólo para ella. Y aunque ella no lo supiera su madre adoraba pasear así y disfrutar de estos pequeños momentos irrepetibles y cargados de significado.
   Carely empezó a hablar de la increíble casita de madera y lo “guay” que se lo habían pasado con ella, de lo delicioso que estaba el chocolate y que se había comido más churros que sus años, que Marcos se había manchado el pantalón porque casi se le cae todo el chocolate encima y se había preocupado pero el papá de Sandra se lo había limpiado y casi ni se notaba, que Julio sólo quería ser el perro y ellas querían que fuera el hermano pequeño – “ A veces es un pesado” – Carely hablaba y hablaba y su madre intervenía de vez en cuando para preguntar algo o simplemente reafirmarle la estupenda tarde que había pasado.

   Ya casi estaban llegando a casa y de repente Carely se paró mirando al suelo – “¡Mira, mami!” – Su madre miro hacia donde Carely ya se había agachado, en la acera, junto a la rueda de un coche. Carely se levantó con un pequeño pajarito entre las manos.
  - “¡Pobrecito!” – Dijo Carely – “¿Crees que está herido, mamá?” –
   -“No parece…” – dijo su madre y continuó – “Se habrá caído de su nido, algunos pajaritos se caen antes de aprender a volar.”
   -“Me lo llevaré a casa y yo le enseñaré” – contestó Carely acercando el pajarito junto a su pecho. Su madre se agachó un poquito para mirar a Carely a los ojos, esos ojos que venían radiantes de alegría y en pocos segundos se habían tornado vidriosos… - “Es triste, hija, pero se va a morir. Los pajaritos no sobreviven sino es con sus papás, ellos saben como alimentarlos y tú te vas a poner muy triste.”
  - “Pero, mamá, ¿No es más triste para él morirse solo? Así, por lo menos, se morirá sabiendo que le importa a alguien.” –
   Su madre se levantó, volvió a coger a Carely de la mano y dijo – “Habrá que buscar al llegar una cajita y poner algodoncitos para que esté bien.”
  - “Mira, mamá creo que ya no está asustado.”
A través de los ANIMALES
 los niños y niñas también 
aprenden lecciones de VIDA 
de BUENOS SENTIMIENTOS.

   Los niños parecen gravitar naturalmente en torno a los animales, es algo que siempre parece gustarles. pero amarlos realmente, en ocasiones, es algo que vemos aflorar desde muy pequeños y que debe ser reforzado y valorado para que desarrollen de forma adecuada esa relación con la naturaleza que les rodea.
    Cuando fomentamos en los más pequeños el amor a los animales le estamos enseñando la importancia de velar por aquellos que tienen problemas para ayudarse a sí mismo y la necesidad de ser respetuosos y afectuosos con cualquiera que necesite nuestro apoyo y nuestra ayuda.

Dedicado a Carmen , recordando ese día que no tardó ni un segundo en decidir que aquel pajarito no se moriría solito, que a ella si le importaba y que se lo debía demostrar. No sé si ese día fue el principio. No, seguramente el amor por los animales ya estaba impreso en su corazón desde siempre. pero sí fue el día que su madre recuerda como el comienzo de un vínculo con ellos que la llevaría a  querer dedicar su vida a  quererlos, cuidarlos y siempre, siempre respetarlos.

   

miércoles, 17 de enero de 2018

SOFÍA, LA VACA QUE AMABA LA MÚSICA

 
    Sofía, la vaca que amaba la música es un maravilloso relato escrito por Geoffroy de Pennart creado para abordar el tema de la discriminación. 

   Es un cuento protagonizado por animales, que nos ha gustado mucho, pero además es la historia de alguien que sufre rechazo por sus apariencias, algo que a menudo hay que recordar en el cole, aún desde nuestros primeros años. 

   Sofía encuentra en las canciones una forma de expresar sus emociones. Tiene un sueño que parece imposible pero ella no se rinde ante las dificultades. Los animales con los que se va encontrando sólo son capaces de ver las diferencias pero ella sin embargo es capaz de "ver más allá" y encontrar lo que los une.

   Este libro es una invitación a la constancia, la aceptación, la superación de retos y la amistad; una llamada de atención al sinsentido de tratar a otros como inferiores cuando todos, en realidad, tenemos algo único y especial para aportar. 



   Sus bonitas ilustraciones acompañan el texto con globos y viñetas para darle diálogos a los personajes en los que cualquiera de nosotros podría reconocerse.

 ¿Qué es lo que importa en la vida? Sentir, vivir, amar, valorarnos y respetarnos por nuestras cualidades, el arte, los sueños y los esfuerzos que realizamos para conseguirlos.






viernes, 12 de enero de 2018

COSAS QUE NOS AYUDAN A ESTAR Y SENTIRNOS MEJOR

   Vamos hoy a contaros algunas rutinas que tenemos en clase y que practicándolas cada día vamos notando que empiezan a hacer efecto...

   Durante el curso pasado ya iniciamos algunas actividades para relajarnos, para volver a la calma tras momentos de excitación, para poder centrarnos mejor en la tarea...fue tan sólo un acercamiento y ha sido durante el primer trimestre de este curso de pececitos cuando le hemos dado mayor importancia y nos entregamos a ellas en periodos concretos de la jornada durante no demasiados minutos en cada ocasión.

   Según el doctor Tomás Ortiz Alonso creador del método HERVAT, la neurociencia aporta a la educación conocimientos sobre el funcionamiento cerebral, la neuroplasticidad y sus tiempos críticos de aprendizaje en el contexto escolar. . En educación, la estimulación sensorial activa el cerebro y los mecanismos cerebrales que procesan la información y permiten construir autopistas neuronales de aprendizaje. Los procesos cognitivos forman parte de una serie de redes subcórtico-corticales ampliamente distribuidas, interconectadas y solapadas entre sí.

   La neurociencia nos ayuda a comprender cómo el cerebro aprende, cómo se desarrollan los procesos cerebrales a la hora de elaborar y tomar decisiones sobre nuestra conducta. Los conocimientos que aporta la neurociencia sirven de apoyo para diseñar la enseñanza y para poner en marcha programas específicos de estimulación que mejoren la capacidad, la comprensión y la ejecución de las funciones cerebrales. 

   Así pues esto es lo que nos proponemos cada día y adaptamos el método del Dr. Ortiz a lo que necesitamos:

- Estimular nuestros sentidos visual, auditivo, táctil para poner en alerta todos los mecanismos que nos ponen en comunicación con el ambiente que nos rodea.

- Realizar actividades de equilibrio que nos ayuden a la concentración.

- Hidratarnos bebiendo agua siempre que lo necesitamos porque hay estudios que demuestran que esto mejora la atención, la memoria inmediata, las respuestas psicomotoras y aporta mayor velocidad conceptual. Nuestro cuerpo siempre necesita estar bien hidratado y por supuesto nuestro cerebro. En Invierno hay que recordarnos que lo hagamos porque muchos y muchas nos olvidamos de beber todo lo que deberíamos...

- Realizar ejercicios de equilibrio que favorecen nuestra atención y nuestro estado de alerta.

- Realizar ejercicios de respiración que nos ayudan a reducir el estrés y la ansiedad y oxigenan el cerebro.

   Eso, en definitiva es lo que significa HERVAT (Hidratación - Equilibrio - Respiración - Visual - Auditivo - Táctil)

   En nuestro aula los distribuimos a lo largo de la mañana y no los hacemos todos seguidos.

   Cada día al terminar en la asamblea de poner en funcionamiento nuestro sentido visual y auditivo y antes de cambiar de actividad realizamos  ejercicios de equilibrio durante unos cinco minutos. Los vamos variando cada semana:

Después de haber estados sentados un buen rato, nos gustan mucho los ejercicios de equilibrio. Aquí lo estamos haciendo por parejas.


Es difícil a veces no caerse por eso hay que estar muy concentrado. Levantar las dos piernas a la vez sin caernos para atrás nos cuesta un poco y nos da mucha risa, movernos mientras estamos de puntillas, también.

   Después de los equilibrios del día hacemos algunos estiramientos que relajen nuestros músculos que incluyen fuertes bostezos.


Nos estiramos como si nos tiraran de una cuerda hacia arriba, hacia delante, hacia detrás... bostezamos: ¡Aaaahhh!
   Antes de tomar el desayuno también utilizamos unos minutos para recuperar la calma y lo hacemos escuchando música suave y realizando alguna actividad de masaje que nos gusta y nos tranquiliza tanto al que lo recibe como al que lo realiza.





   Otras veces en lugar de en la mesa hacemos el masaje en corro sentados unos tras otros y nos hacemos dibujitos con el dedo en la espalda. Nos gusta mucho y nos relaja un montón.

Pintamos un paisaje al amiguete de delante: nubes, sol, montañas... suave.

Hacemos cosquillitas intentando que al otro le resulte tan agradable como nos gusta que nos las hagan a nosotros mismos.

      Esta actividad nos ayuda a tomar el desayuno que traemos al cole de manera más reposada.


   Al entrar al aula tras la hora del recreo venimos muy alterados, nos quitamos los abrigos, bebemos agua y al sonido del triángulo nos vamos sentando en la alfombra. Es el momento de "nuestro mindfulness" que poco a poco nos va gustando a todos. Es agradable respirar y encontrar la paz y para eso ya sabemos sentarnos de la manera adecuada.

   Algunos días ponemos una vela en el centro y todos y todas vamos respirando: Inspiramos cuando suena el triangulo en golpe fuerte y echamos el aire mientras dura su vibración. Intentamos que la llama no se mueva, inspiramos cada vez más profundo y echando el aire de forma cada vez más pausada intentando sonreír y el que quiere puede cerrar los ojos.








  Algunos días utilizamos el SONIDO DE LA ABEJA para respirar y relajarnos.


   
  
 Otros días tras agitar fuertemente el BOTE DE LA CALMA ( así llega nuestra mente del patio) nos lo vamos pasando uno a otro procurando no agitarlo hasta que toda la purpurina brillante se va posando lentamente en el fondo.


    Las respiraciones conscientes las utilizamos a lo largo de la jornada siempre que lo creemos necesario. Unos pocos segundos bastan para bajar el nivel de estrés por ejemplo haciendo tres respiraciones profundas o una respiración del "escalador". Esta respiración está inspirada en la práctica "Montañas" de Paloma Sainz Vara de Rey del libro Mindfulness para niños. Es muy sencilla y a la vez muy eficaz. No necesitas nada especial, ni siquiera estar en una posición concreta con el cuerpo. Se puede hacer sentado, de pie o tumbado. Simplemente tienes que acariciar los dedos de tu mano.


Inspiro fuerte e inspiro muy despacio mientras recorro todos los dedos de mi mano subiendo y bajando, subiendo y bajando,...

   Hay que abrir bien la mano frente a la cara y con el dedo índice de la otra mano subir y bajar las "montañas" mientras se inspira y expira. es algo muy fácil de hacer también en casa y ayuda a los niños y niñas en momentos de ira  y enfado para controlar y manejar esa emoción.


   Otro día os contaremos actividades de este tipo que iremos añadiendo a nuestra práctica. En casa es muy recomendable realizar este tipo de juegos.

Por ejemplo: RESPIRAR PARA VOLVER A LA CALMA

Nota: Para todos es comprensible que al hacer este tipo de actividades en las que se busca la concentración y la calma es muy difícil hacer fotos porque se perdería el sentido de la actividad. Para poder ilustrar con imágenes esta entrada del blog algunas de las fotos las hemos hecho " de mentirijillas" posando para poder hacerse una idea la persona que las vea de lo que hablamos.

 


miércoles, 10 de enero de 2018

LEOTOLDA, UN CUENTO SOBRE AMISTAD Y DIVERSIDAD

El regreso de la las vacaciones de Navidad y el comienzo del año nuevo y el nuevo trimestre nos ha traído de la mano de nuestra brujita Tapita, bueno, más bien metido en su saco mágico, un cuento que nos ha hecho soñar en lugares increíbles e imaginar personajes... 


    Leotolda es una historia de Olga de Dios que además de escribir cuentos los ilustra de manera sorprendente. En esta ocasión sólo ha utilizado tres colores para hacerlo y todas las combinaciones posibles que salen de ellos: verde, amarillo y rosa y con ellos surgen personajes y lugares extraordinarios.




   Tuto, Catalina y Kasper son tres amiguetes y han decidido ir a jugar a casa de Leotolda, pero Leotolda no está. Los tres no se desaniman y entran en la casa de Leotolda para buscarla, miran dentro de su armario y aparece un entero jardín de dinosaurios y les preguntan si han visto a Leotolda.
  

   Desde allí empieza todo un viaje a través de un mundo fantástico donde buscar a Leotolda. Juntos recorren lugares preguntando por ella a la vez que la van describiendo a quienes se encuentran para que les ayuden a buscarla:




Leotoloda es GRANDE,

Leotolda es redonda,

Leotolda siempre se está riendo,

Leotolda canta fatal,

Leotolda siempre dice lo que piensa,

Leotolda es ¡DE MUCHOS COLORES!

 Finalmente Leotolda no aparece, y a Tuto, Catalina y Kasper   se les ocurre una idea genial: 

¿Por qué no pintamos nosotros a LEOTOLDA?

   La diversidad con respecto a lo que imaginamos encontrarnos es lo que marca cada uno de los personajes que hacen este cuento: los dinosaurios considerados siempre temibles son de lo más amables, las sirenas son hombres, las ovejas -que se consideran siempre como el típico grupo uniformado- son todas distintas.

   Y la diversidad es uno de los mensajes siempre presente en los cuentos de Olga de Dios y aquí va de la mano con la creatividad que representa una de las maneras de expresión de esa diversidad que todos tenemos con respecto a los demás. 



   Cada uno con su historia, cada uno con su cuento, con su realidad tan especial, imposible de juzgar y maravillosa de vivir. 

   Así el personaje de Leotolda no podía tener una sola cara, sino una por cada uno de los niños y niñas que escuchan este cuento y que con su imaginación crean su propia Leotolda.

Un cuento para fomentar la amistad, la autoestima, la aceptación de la diversidad como algo extremadamente sano y enriquecedor.

(Fuente: Literatura infantil respetuosa)

   Y estas son algunas de nuestras LEOTOLDAS:



   

viernes, 5 de enero de 2018

FELIZ NOCHE DE REYES



"Agranda la puerta Padre, porque no puedo pasar.

La hiciste para los niños, yo he crecido, a mi pesar.
Si no me agrandas la puerta, achícame por piedad;
vuélveme a la edad aquella en que vivir es soñar"

Miguel de Unamuno.

¡¡¡¡¡Feliz noche de Reyes!!!!!

martes, 2 de enero de 2018

16 "COSAS" PARA UN FELIZ AÑO NUEVO


   El 1 de Junio del año que acaba de terminar nos dejó un gran periodista y una gran persona: Carles Capdevila Creo que es una bonita manera de empezar el año leer con calma LAS "16 COSAS" que él decía que había aprendido en el 2016:

  1. Que aceptar las limitaciones tiene un punto doloroso y otro liberador. Sueltas peso y te puedes lanzar en cuerpo y alma a lo que te queda, si aprendes a dejar de lamentar lo que pierdes. Cuando se cierra una puerta se abren solitas un montón de ventanas.
  2. Que la amabilidad puede ser la idea más revolucionaria. Tiene el poder transformador de las personas que llevan la sonrisa puesta, que transmiten optimismo, que nos hacen reír, que por donde pasan mejoran el ambiente.
  3. Que en lugar de lamentarnos cuando el cuerpo se nos queja y soltar un "maldita rodilla", tocaría valorar los años que hace que nos soporta y se dobla a nuestro servicio. En lugar de maldecir nuestros huesos habría que celebrar este esqueleto que hace lo que puede y más para mantenernos en pie.
  4. Que la alegría de vivir no tiene métodos pero tiene maestros. Conviene acercarnos, a la espera del contagio, a gente sencilla, que tiene en la bondad y la estima y el cuidado de los demás el foco, que pasan desapercibidos en un mundo que premia más el cinismo que la ingenuidad.
  5. Que hemos venido aquí, aunque lo disimulamos demasiado bien, a amar y ser amados, y por tanto, a cuidarnos. Y que el cuidado de las personas es la tarea más importante del mundo, y la menos valorada.
  6. Que no se puede discutir nunca con un imbécil. La clave es detectarlos y frenarlos antes, pero esto requiere una sociedad madura y respetuosa que ignore la provocación barata y admire más los valores que los resultados a cualquier precio.
  7. Que la persona con la que no te sepa mal llorar y que te haga la compañía adecuada es por fuerza un muy buen amigo. Sobre todo si también sabéis reír juntos.
  8. Que nunca es tarde para aprender a caminar, y que con el amigo con el que más camino somos mucho más amigos desde que caminamos juntos: eres más sincero, más directo, más profundo.
  9. Que sin confianza no hay motivación, porque confiar a menudo da más fruto que vigilar.
  10. Que me seducen los optimistas currantes. Los que saben que todo es un desastre y todo puede ir muy mal, si no ponemos remedio pronto. Y por eso se arremangan. Y mantienen este punto de ingenuidad necesaria para creer que podrán. Porque sin confianza no hay convicción y sin convicción no hay resultados y sin resultados no hay motivos para mantener la esperanza.
  11. Que priorizar significa descartar. Para poder decir el sí entusiasta y posible al que quieres deberás decir el no contundente y desculpabilizado el que no cabe.
  12. Que lo peor del miedo es cuando nos pilota, cuando se instala al volante. Porque el miedo nos puede hacer traidores. O nos puede paralizar por completo. El miedo a la verdad nos hace mentirosos, el miedo a sentir emociones fuertes nos hace fríos, el miedo al riesgo nos hace tirar demasiadas toallas, y el miedo a morir nos puede impedir vivir.
  13. Que somos más lo que hacemos que lo que decimos, somos más lo que decidimos que lo que pensamos, somos cuando actuamos y no cuando reflexionamos. Y como hemos venido aquí a relacionarnos, la educación es el arte y oficio sublime de aprender mientras se enseña y de enseñar mientras se aprende. Sólo estando de verdad, de todo corazón, siempre, puedes aprender y enseñar a estar.
  14. Que necesitamos más mala leche y más esperanza. Tenemos que estar más cabreados y más ilusionados a la vez. Nos conviene señalar y denunciar a los culpables, mirarles a los ojos, no asumir que esto toca, mostrarles toda la rabia que sentimos. Y simultáneamente ir arreglando con las manos el día a día, desde el inconformismo, con ambición y con la certeza absoluta de que es posible. 
  15. Que hacen falta médicos y maestros con visión de cabecera, que en lugar de dedicarse al trocito asignado y basta, sean capaces de tomar distancia y cuidar de personas completas, de pies a cabeza.
  16. Que la belleza está en la mirada, y no hay privilegio más hermoso que ser observado desde el amor incondicional y la alegría de vivir. No hay ninguna inversión más segura y rentable que rodearnos de personas que nos quieren tal como somos, que nos encuentran guapísimos al margen de lo que dicte el espejo. Que nos miran siempre con buenos ojos.

   Que estas "cosas" dirijan nuestros pasos en el 2018 y entonces, seguro, segurísimo... que será un:

 ¡FELIZ AÑO NUEVO!